Inicio > Cine y cortometrajes, Duelo > Duelo y películas: UP

Duelo y películas: UP

Hola a todas y todos los que visitan este blog, antes que nada, quiero agradecer a todas las personas que me han escrito de manera reciente, la mayoría de ellas haciendo mención acerca de esta serie de posts acerca de cómo vivimos los duelos. En pasados posts les comentaba acerca de algunas canciones que nos hablan del tema, y ahora me gustaría comentar acerca de algunas películas que nos permiten reflexionar acerca del tema:

UP. Esta película de Disney me parece grandiosa con respecto al tema de las pérdidas, una de sus cualidades es que es una animación “infantil”, lo cual permite apreciar muchas metáforas que cada persona puede interpretar de diferente manera. El inicio de esta historia nos presenta a Carl y Ellie, quienes se conocieron desde que eran niños, posteriormente empiezan a ser novios y se casan. Carl tiene que enfrentar la muerte de Ellie, además de sentir que quedó en “deuda” con su esposa, ya que nunca pudieron realizar un viaje a sudamérica que habían planeado realizar desde que eran jóvenes. Después de varios contratiempos, Carl logra convertir a la casa en la que vivía con Ellie en una especie de globo gigante y lo dirige hacia sudamérica, sin embargo, después tendrá que decidir entre ayudar a un nuevo amigo -“que le va ayudando a abrir de nuevo su corazón”- o soltar a su casa sin llegar juntos a su objetivo final.

Esta historia nos enfrenta a varias problemáticas que son comunes en los procesos de duelo, ya que es común que al enfrentar una pérdida nos culpemos por cuestiones inconclusas que tuvimos con la persona que perdimos (por ejemplo: “nunca le dije el amor que le tenía”; “el trabajo me impidió estar más tiempo”, “nunca le cumplí determinada promesa”). Esto trae como consecuencia que los sentimientos de culpa se vean ampliados y permanezcan más allá del tiempo normal, además que pueden estar acompañados por la tristeza o el enojo. En algunos casos, como el del protagonista de esta película, esto provoca aislamiento, ya que la persona se “aferra” a estar sólo con los recuerdos de la persona que ya no está. Como mencioné en otro post donde se abordaron las etapas de duelo, estas sensaciones son normales, sin embargo, cuando han pasado varios meses y estos sentimientos no parecen mitigarse se puede hablar de un duelo patológico.

Esta película me parece que nos proporciona dos herramientas importantes que nos ayudan a enfrentar este tipo de duelo:

1) Mantener nuestras conexiones o redes de apoyo, es decir, evitar que el dolor nos aisle totalemente de las personas cercanas. Tal vez, en los primeros momentos necesitemos más tiempo para estar solos en contacto con nuestro sentimientos, pero es vital no desconectarnos. En la película, gracias a la presencia de un nuevo amigo, es como Carl empieza a volver a conectarse con la vida.

2) Permitirnos soltar las culpas y deudas con la persona que hemos perdido, y es importante aclarar que “soltar” no es sinónimo de olvidar. Muchas personas tienen miedo de empezar un nuevo ciclo sin la persona que perdieron, porque piensan que es una especie de traición o de dejarla en el olvido y esto hace que sigan teniendo su cuarto intacto, que se vistan de negro para toda la vida, que eviten salir a divertirse con amigos o familiares, etc.  “Soltar” es deshacernos de esas culpas y sufrimientos, poder recordar los alegres momentos vividos en la relación que tuvimos, e incluso pensar de qué manera esa persona que nos quería, quisera que disfrutaramos de nuestra vida. Esta parte, la podemos apreciar de manera clara al final de la película.

Pues mi intención era hablar de varias películas en este post, pero prefiero que se queden con esta reflexión, que vean la película -o la vuelvan a ver- y tengan su propio aprendizaje al respecto, y en el siguiente post hablaré de otra película que nos permite apreciar el dolor ante la muerte de un hijo: Desde mi cielo. Saludos y espero sus comentarios.

Categorías:Cine y cortometrajes, Duelo Etiquetas: , ,
  1. julio 5, 2010 a las 6:52 pm

    Hola Fausto, gracias por tu visita y comentar nuevamente un tema de este blog, creo que este tema del Duelo ha sido significativo para muchos lectores. Coincido contigo en la reflexión que nos deja la serie que mencionas, y sobre todo de entender que la muerte nos puede llegar en cualquier momento y hay que saber disfrutar la vida, por cierto, no incluiste la pagina donde podemos acceder en linea a esta serie, saludos.

  2. Fausto
    julio 5, 2010 a las 1:05 pm

    Me parece un ejemplo encantador las escenas de “Up”, así como la musica que de forma espléndida acompaña a la historia de esta singular pareja. La muerte y el duelo en la familia y la pareja, son momentos cumbres de diversas interrogantes a mi parecer. Nos confronta con nuestra realidad con los demás y nos persigue la culpa por no aprovechar el tiempo de calidad con los demás. Me gustó mucho este blog, y me permito compartirles un sitio web que proyecta diversas series de Tv. Una de ellas es “Tan muertos como yo”, que cuenta la historia de una chica que pierde la vida y se encuentra destinada a trabajar como una ayudante de la muerte y en el trascurso de su nueva vida, se da cuenta de todo el proceso de pérdia en la que se cuentra su familia y la familia de los deudos a los que ella les ha privado la vida de algún miembro de esas familias. Una serie interesante para analisar.
    gracias por este blog.
    saludos

  1. febrero 13, 2011 a las 12:43 pm
  2. octubre 8, 2010 a las 11:22 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s