Archivo

Posts Tagged ‘navidad’

Como disfrutar la Navidad -y no morir en el intento

Estamos a poquísimos días de celebrar la Navidad, fecha asociada a aspectos positivos como la paz, la alegría, la espiritualidad, la convivencia. Sin embargo la Navidad tiene también un lado oscuro, ya que es común hacer un recuento de lo que nos sucedió en el año y debido a esto, tener los “sentimientos a flor de piel”, y lamentablemente en muchas ocasiones dichos sentimientos no son precisamente de alegría o felicidad, sino de tristeza, enojo o nostalgia -muchos colegas míos deciden no tomarse vacaciones en esta época debido a las solicitudes de atención debido a depresiones navideñas. A continuación les enlisto algunas ideas o consejos para sobrevivir a esta época y disfrutarla de la mejor manera, espero que les sea de utilidad:

1. Tener presente que el principal objetivo de  la celebración navideña es disfrutarla. Parecería obvio, pero esta es la primera idea que les comparto, y es que en realidad hay familias que “sufren” esta celebración por la presión de que todo quede “perfecto”, y én lugar de estar disfrutando todo este ritual navideño se pasan agobiados en que nada resulte mal. Y aunque parezca frase “cliché” la navidad “perfecta” no la hace la cena, árbol o decoración megacorrectos, sino la perfecta armonía de quienes participan en ella.

2. Participar de manera activa y comprometida en los rituales familiares navideños es una situación que impacta de manera positiva en nuestro bienestar. Estos rituales pueden abarcar desde el momento previo a la celebración hasta posterior a ella, y supongo que esto se hace extensivo a muchos países, pero en México he visto un sinnúmero de rituales, desde el involucramiento de todos los invitados en la cena navideña, el clásico intercambio de regalos, participar en la “arrullada” del niño dios -para los católicos creyentes-, el brindis, etc. El estar involucrado o no en dichos rituales marca una diferencia en muestra sensación de felicidad de acuerdo a una investigación realizada en España.

3. Aprovechar esta temporada para reconectar redes sociales. Ya se ha hablado en este blog anteriormente acerca de la importancia que tienen las redes de apoyo en nuestras vidas, y en esta época en que por lo menos se tienen un par de días de asueto es un buen momento para contactar a aquellas personas que han sido importantes en nuestras vidas y con las cuales tal vez no hemos tenido contacto durante el año. Y una sugerencia al respecto, no dejemos esto para el último momento, no esperemos a que falte una hora para la Navidad -o bien, para el Año Nuevo- para querer llamar a esa persona a la cual no le hemos hablado durante el año, aprovechemos las semanas previas a estas festividades para contactarnos con ellos -seguramente tendrán más tiempo para platicar en vivo, por teléfono o internet con nosotros.

4. Aprender a disfrutar la navidad de manera individual. Por diversas circunstancias algunas personas pasan estas festividades lejos de sus seres queridos, por lo que sería importante aprovechar esta época para contactarnos con nosotros mismos y “apapacharnos” emocionalmente. Y para este fin les recomiendo para que chequen el post “Reconectando a nuestro niño interior” donde les compartía un ejercicio y una canción para reencontranos de manera positiva con nosotrso mismos, además de que también les recomiendo un artículo interesante del psicólogo Sergio Montoya “Navidad fuera de casa”, donde se mencionan sugerencias para quienes pasan la navidad lejos de su lugar de origen (además, creo que estas sugererencias puedn ser útiles no solo para migrantes sino para otras personas que pasan estas festividades lejos de sus seres queridos).

Y finalmente, pues recordar que también es válido no querer celebrar estas fechas, pero que lo importante es que ya sea que celebremos o no, tomemos como pretexto esta época para planear como hacer de nosotros mejores personas. ¿Y ustedes que añadirían a estas sugerencias? Saludos!!!!!!!!

Anuncios

Navidad y Psicología Positiva

La navidad se acerca y es un momento en el cual es más fácil para muchas personas conectarse con sentimientos y aspectos positivos: espiritualidad, amistad, gratitud, perdón, etc. (temas de los cuales ya se han hablado en este blog). En lo particular, me gusta esta época del año porque tengo la oportunidad de ver a los amigos/as que por cuestiones de trabajo o escuela no he visto de manera frecuente a lo largo del año. Desde que iba en la secundaria empecé a tomar una real conciencia de la importancia de los amigos y cuando estudié psicología, vi con agrado que los modelos psicológicos en los cuales basó mi trabajo le dan una gran importancias a las relaciones de amistad -a pesar de que las investigaciones científicas en psicología no son abundantes. ¿Se han puesto a pensar que sería de sus vidas sin la presencia de alguno de sus amigos?, entre los principales beneficios que recibimos se encuentran los siguientes: compañía, conversación, conocimiento útil, apoyo psicosocial, material y afectivo, e incrementa de manera positiva nuestro bienestar físico y psicológico. Además, recordemos que la amistad es recíproca, es decir, a través de ella no sólo recibimos sino damos un beneficio a los demás, lo cual, nos lleva a poner en práctica varias de nuestras fortalezas a lo largo de nuestras relaciones amistosas, por lo que también deberíamos preguntarnos ¿qué sería de la vida de alguno(s) de nuestros amigos sin nuestra presencia? ¿qué hemos aportado a sus vidas? Sin duda alguna, nuestra vida sería muy distinta sin la presencia de ellos.

¿Qué elementos conforman una relación de amistad? Sin duda alguna, las´”fórmulas” del amor o la amistad no son el 100% exactas, pero si nos dan una aproximación a los ingredientes que la conforman. Con lo que respecta a la amistad, podemos identificar los siguientes elementos: afecto positivo (que comprendería todos los aspectos relacionados al área emocional); intimidad (posibilidad de compartir sueños, tristezas, alegrías, temores, etc., es decir, nuestros aspectos más personales); confianza mutua (creemos firmemente que la información compartida con la otra persona no será utilizada de forma nociva para nosotros, ni que nosotros la compartimos con el fin de poner en “aprietos” a nuestros amigos); disponibilidad (en lo posible, sabemos que podemos contar con nuestros amigos en el momento que los necesitemos).

¿Cómo fortalecer nuestras relaciones de amistad? Tanto el amor como la amistad son relaciones que se cultivan, es decir, esta en nuestras manos poder fortalecerlas o que se debiliten (sin olvidar, que son relaciones bidireccionales, es decir, que exista o no la relación es decisión y responsabilidad de ambas partes, es imposible que sigamos siendo amigo de alguien que ya no lo desea). Entre las estrategias que podemos usar para mantenerla se encuentran las siguientes: busca y aprovecha distintos espacios para compartir con tus amigos; cuando converses con tus amigos, recuerda que un aspecto fundamental es escuchar y sintonizarte con sus emociones (“ponerse en sus zapatos”) ; expresa de manera clara y con hechos tu disposición para brindar apoyo a tus amigos y no te intimides para solicitarlo en el momento que lo necesites. Fuente: Zacaggnini, J.L. (2006). La Amistad. Una perspectiva desde la psicología positiva.

Y mi mejor deseo para esta navidad es que compartan con sus seres queridos -ya sea la familia, los amigos, etc. Y para finalizar, les dejo este antiguo y clásico anuncio de Coca-cola que nos recuerda algunos aspectos positivos relacionados a esta temporada. Bueno, como estos días son de descanso, nos leemos en una semana con el último post del año.