Inicio > Cine y cortometrajes, Música, Psicología positiva, reflexiones, Salud > ¡¡¡Qué bonita es esta vida!!!… y hay que agradecerlo

¡¡¡Qué bonita es esta vida!!!… y hay que agradecerlo


Bueno, después de estar un poco “densos” o como dirían algunos, un poco “dark” con los pasados posts acerca de “el poder de las sectas”, quisiera retomar los temas relacionados a la psicología positiva. En las semanas pasadas tuve la oportunidad de dar una clase acerca de la gratitud, por lo que les compartiré un poquito acerca de sus beneficios. Los investigadores mencionan que las personas agradecidas tienen una tendencia menor a la depresión, maximizan las emociones positivas en su vida y fortifican sus relaciones interpersonales positivas. Parecería en un primer momento que ser agradecido es sólo un acto de cortesía, pero va más allá de esto, porque en realidad se requiere de un acto cognitivo voluntario para que seamos conciente de las cosas buenas que nos presenta la vida y de las cuales debemos ser agradecidos. ¿Qué significa que se requiere un “acto voluntario conciente”? Los psicólogos que han estudiado el fenómeno de la gratitud han encontrado que nuestra tendencia natural es a no darnos cuentas de las cosas positivas que nos sucedan -ya sea porque pensamos que es una obligación que nos las proporcionen, porque minimicemos su valor o porque con el paso del tiempo las dejamos de valorar- lo que provoca a su vez que no agradezcamos que estas cosas -grandes, medianas o pequeñas- estén presentes en nuestras vidas. Robert Emmons en su libro “!Gracias¡” nos menciona que las personas que tienden a ser agradecidos encuentran cosas gratas incluso en las situaciones adversas, lo que a su vez les sirve también como un factor positivo para enfrentarlas. Les transcribo un testimonio que presenta Emmons de una persona que encontró precisamente en una situación negativa muchas cosas que agradecer:

Cuesta expresar en palabras cuántas veces me he sentido agradecido de tener unos niños y una familia tan estupenda. Cuando tuve mi primer ataque al corazón, mi hija que iba al instituto, reconoció los síntomas del infarto y llamó a la ambulancia. Mi esposa no sé apartó nunca de mi lado cuando la necesité… Y también aquel joven de California que me prestó los primeros auxilios. Cuando… volví a casa, los doce miembros de mi familia estaban allí para recibirme… Todas las veces que he tenido un fallo cardíaco, y hace tres años que se me formó un hematoma en el cerebro, mi esposa y mi familia estuvieron a mi lado. ¿Qué más se puede pedir en la vida? Fuente: Emmons, R. (2008). ¡Gracias!. De cómo la gratitud te puede hacer feliz. Ediciones B.

Una de las sugerencias para ejercitar nuestra gratitud es ser más concientes de las cosas positivas que se nos presentan en la vida, evitando andar por ella en “píloto automático”, es decir sin percibir las cosas que tenemos enfrente. Seguramente este tema lo retomaré proximamente, pero por mientras les recomiendo que lean el post de este blog que habla acerca del Movimiento Slow y la importancia de quitar el acelerador a nuestras vidas. Para finalizar les comparto este video de la canción “Qué bonita es la vida”, donde el autor da gracias por un sín número de cosas que disfruta, desde “ese traguito de café en la mañana” hasta el súblime “beso a su mujer”. ¿Y ustedes de qué darían gracias el día de hoy?. Yo por lo mientras agradezco lo maravilloso que es poder compartir estos temas con ustedes y las visitas y comentarios que hacen a este blog. Saludos!!!!!!

  1. Aún no hay comentarios.
  1. octubre 8, 2010 a las 11:23 pm
  2. agosto 29, 2010 a las 8:58 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s