Inicio > Noticias, Psicología, reflexiones > El pulpo Paul y otros errores del pensamiento

El pulpo Paul y otros errores del pensamiento

“Quiero creer y tú también… creer es parte natural de las cosas, es la opción natural… creemos en todo tipo de cosas, la creencia es natural. La incredulidad, el escepticismo y la ciencia no son naturales”. Michael Shermer.

Hace casi un mes que terminó el mundial de futbol en Sudáfrica y para muchos la figura principal no fue ningún jugador, sino un animal: El Pulpo Paul. A estas alturas son pocos los que desconocen a este animalito, pero para aquellos que no lo ubican, este pulpo se volvió famoso debido a que acertó en seis pronósticos que realizó de los partidos de la selección de Alemania, además de también acertar en su pronóstico de la final. Tan pronto se hizo famoso, Paul empezó a tener centenares de admiradores y detractores, en mi opinión, -por lo menos con base en los comentarios que he leído y escuchado-, me parece que estas “predicciones exitosas” no han pasado de considerarse como una “coincidencia” divertida. En lo personal, cuando a mi me preguntan acerca del tema, comentó que realmente me cae bien el dichoso pulpo, principalmente porque creo que nos puede llevar a pensar acerca de que el futbol y lo que está a su alrededor se debe de tomar sólo como una diversión y nada más.

Sin embargo el pulpo Paul nos lleva a reflexionar acerca de lo frecuente que es encontrarnos con un sinfin de creencias infundadas, que algunas veces son inocuas pero que en otras ocasiones pueden traer consecuencias negativas. En el ámbito de la psicología, es dentro del área social donde más se ha estudiado acerca de ciertas formas de pensar que son muy comunes en la gente y que nos llevan a sacar conclusiones erróneas acerca de las cosas que suceden en nuestra vidas. Una evidencia de esto, nos la presenta el psicólogo David Myers en su libro “Intuición” (ed. Paidós), donde menciona que de acuerdo a la encuestadora Gallup, el 50% de los estadounidenses afirmaron creer en la existencia de la percepción extrasensorial, el 23% lo ponía en duda y el 27% se declaraban escépticos.

¿Qué imagen ves?

¿Por qué es tan común que suceda esto?

En general, los psicólogos coinciden que esto es debido a que tenemos una tendencia a buscar una explicación y patrones a todo lo que sucede, por ejemplo, algunos deportistas empiezan a relacionar el uso de cierta prenda con sus victorias (el patrón sería: uso de dicha prenda-ganar) y piensan que dicha ropa les trae suerte. Para los que quieran ahondar en este tema les invito a que vean la conferencia “El patrón detrás desde el autoengaño” impartida por Michael Shermer, quien es especialista en el estudio de temas “paranormales” y pseudocientíficos. A esta serie de mecanismos mentales que llevan a que tengamos estas conclusiones erróneas se les ha denominado sesgos cognitivos. En el libro ya mencionado de David Myers, se comentan cuatro factores específicos que nos llevan a creer en fenómenos como el del Pulpo Paul:

  1. Cogniciones ilusorias: este factor se basa precisamente en la ya mencionada tendencia que tenemos a buscar una explicación para todos los sucesos que pasan en la vida, así como para buscar conexiones entre dos o más acontecimientos acontecimientos (a lo que se ha denominado como “correlación ilusoria”).
  2. El poder de la coincidencia: relacionado con el factor anterior, existe una tendencia a pensar que todo lo que sucede tiene una explicación, nada puede suceder por simple coincidencia, por lo que para todo aquello que no le encontramos una explicación racional es más fácil que pensemos que tiene una causa o explicación “paranormal”.
  3. Influencia de los medios de comunicación: en psicología se han hecho bastantes estudios acerca de la influencia que tienen las creencias de los otros en las personas, por lo que no es extraño que las hazañas de “adivinos” “astrólogos” “pulpos” y demás especies, que se riegan por los medios de comunicación son tomadas en serio por muchas personas.
  4. Motivación: y finalmente, Myers menciona que muchos de nosotros tenemos de manera conciente o inconciente la necesidad de creer en algún aspecto mágico o fantasioso, el cual es satisfecho al creer en estas explicaciones paranormales.

David Myers también menciona algunos ejemplos de coincidencias “extrañas” que nos llevan a poder afirmar que a pesar de lo que pudieramos pensar, las coincidencias existen y no son efectos de poderes “paranormales”. Les comparto dos de estos ejemplos:

Phillip Dodgson es un psicólogo clínico de Inglaterra que ejerce la actividad de psicoterapia con sacerdotes y miembros de órdenes religiosas. Un día al buscar información en Internet acerca de otros Philip Dodgson encontró a otro en Ontario, con quien se pusó en contacto, para su sorpresa, el “otro” Philip era también psicólogo clínico, que, creáse o no, ¡¡¡trabajaba también en un centro psicoterapéutico con grupos y órdenes religiosas!!!

En Noruega, Kristin, una niña de 9 años sufrió lesiones leves cuando iba en bicicleta e ignoró una señal de alto. La niña fue lanzado al aire por un coche. El conductor salió de su automóvil para auxiliar a Kristin, sin embargo al bajar ¡¡¡se dio cuenta que la niña había desaparecido!!! Varias horas después se enteró de lo que había sucedido: Kristin aterrizó en la caja de un camión que en el mismo instante del impacto, cruzaba en dirección opuesta.

Bueno, pues creo que esto nos lleva a cuestionarnos acerca de nuestras propias creencias y a pensar acerca de la importancia de ser más reflexivos con respecto a ellas antes de llegar a la conclusión de la existencia de que una “fuerza sobrenatural” o “un ente paranormal” fueron la causa de algún hecho que observamos. En los próximos posts hablaré un poco más acerca de cómo ciertas empresas se aprovechan de esto y hacen mal uso de técnicas de manipulación. Mientras tanto, iré a buscar a algún pulpo mexicano para pedirle algún consejito, jajaja. Nos leemos pronto.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. octubre 8, 2010 a las 11:22 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s