Inicio > Psicología, Salud > ¿Con estrés? ¿Y tú cómo lo enfrentas?

¿Con estrés? ¿Y tú cómo lo enfrentas?

Después de que muchos pudieron disfrutar de algunos días de vacaciones, llego el momento de reincorporarse a las actividad normales, lo cual implica también volver a enfrentar un sin fin de circunstancias -tanto positivas, como negativas- día a día. Por lo general, después de un período vacacional y sobre todo al inicio de año llegamos “recargados” de energía para enfrentar las adversidades que se nos van presentando en los diversos ámbitos en que nos desarrollamos (escuela, trabajo, familia, pareja, etc.), sin embargo, conforme van transcurriendo los días nuestra energía emocional puede ir a la baja y nos volvemos más sensible a las situaciones adversas y que nos generan estrés (por lo que son conocidas como “situaciones estresoras” o simplemente “estresores”).  Pero ¿qué es el estrés? podemos definirlo como “una reacción fisiológica del organismo en el que entran en juego diversos mecanismos de defensa para afrontar una situación que se percibe como amenazante o de demanda incrementada” (fuente: wikipedia).  El estrés no necesariamente es negativo, ya que nos permite tener en muchos casos una reacción adecuada para enfrentar estas situaciones adversas, a este lado positivo del estrés se le conoce como “eustrés”. Sin embargo, en muchas ocasiones el nivel de estrés nos rebasa y nos puede provocar diversos efectos negativos, a este lado negativo del estrés se le llama “distrés” (en los siguientes párrafos y en los siguientes posts de esta serie, cuando se utilice el término “estrés”, me estaré refieriendo a este lado negativo).

 Aunque para cada persona puede ser diferente la situación causante de estrés así como el nivel en que lo siente, podemos identificar ciertos eventos generales que van generando estrés. Los investigadores Thomas Holmes y Richard Rahe proponen la siguientes serie de 43 situaciones estresoras y que nos sirven para evaluar nuestro nivel acumulado de estres. Lo único que tienes que hacer es checar en esta lista cuáles sucesos viviste en el último año e ir sumando el puntaje que proponen estos investigadores para cada uno de ellos (el cual se encuentra entre paréntesis).

ESCALA DE ESTRES

Las muertes y pérdidas de seres queridos son algunos de los principales eventos que incrementan nuestro vivel de estrés

1. Muerte del cónyuge (100)
2. Divorcio (73)
3. Separación (65)
4. Privación de la libertad (63)
5. Muerte de un familiar próximo (63)
6. Enfermedad o incapacidad, graves (53)
7. Matrimonio (50)
8. Perder el empleo (47)
9. Reconciliación de la pareja (45)
10. Jubilación (45)
11. Enfermedad de un pariente cercano (44)
12. Embarazo (40)
13. Problemas sexuales (39)
14. Llegada de un nuevo miembro a la familia (39)
15. Cambios importantes en el trabajo (39)
16. Cambios importantes a nivel económico (38)
17. Muerte de un amigo íntimo (37)
18. Cambiar de empleo (36)
19. Discusiones con la pareja (cambio significativo) (35)
20. Pedir una hipoteca de alto valor (31)
21. Hacer efectivo un préstamo (30)
22. Cambio de responsabilidades en el trabajo (29)
23. Un hijo/a abandona el hogar (matrimonio, universidad) (29)
24. Problemas con la ley (29)
25. Logros personales excepcionales (28)
26. La pareja comienza o deja de trabajar (26)
27. Se inicia o se termina el ciclo de escolarización (26)
28. Cambios importantes en las condiciones de vida (25)
29. Cambio en los hábitos personales (24)
30. Problemas con el jefe (23)
31. Cambio en el horario o condiciones de trabajo (20)
32. Cambio de residencia (20)
33. Cambio a una escuela nueva (20)
34. Cambio en la forma o frecuencia de las diversiones (19)
35. Cambio en la frecuencia de las actividades religiosas (19)
36. Cambio en las actividades sociales (18)
37. Pedir una hipoteca o préstamo menor (17)
38. Cambios en los hábitos del sueño (16)
39. Cambios en el número de reuniones familiares (15)
40. Cambio en los hábitos alimentarios (15)
41. Vacaciones (15)
42. Navidades (12)
43. Infracciones menores de la ley (11)

En caso de superar los 250 puntos en un año es muy probable que vivas con una sensación de estrés negativo, y es importante que analices las principales situaciones que están generando estrés y evaluar de qué manera puedas enfrentarlas de manera positiva. 

¿Cómo afrontamos el estrés?

¿Y tú como afrontas los eventos estresores?

Los psicólogos coinciden en que hay tres formas en que afrontamos las situaciones estresantes:

1) Tratando de cambiar la situación a partir de diversas acciones que realizamos: por ejemplo, una situación que comunmente genera estrés a los estudiantes es el período de exámenes. Diversas acciones que pueden ayudar a afrontar esta situación serían: estudiar diariamente media hora más, realizar resúmenes de los temas más difíciles, ir a la biblioteca a leer y repasar los temas diarios, buscar tutorias o asesorías extras, etc. Esta estrategia se recomienda cuando está en nuestras manos poder modificar la situación que afrontamos, sin embargo, hay situaciones que están fuera de nuesro control, en las cuales esta forma de afrontamiento sería ineficaz, por lo que tendríamos que realizar la aegunda técnica de afrontamiento. 

2) Tratando de modificar nuestro pensamiento acerca de la situación que enfrentamos: en esta estrategia, modificamos la manera en que pensamos ante la situación que nos genera estrés, por ejemplo, si vamos hacia la escuela o el trabajo y quedamos “atrapados” en el tráfico y no hay manera en que podamos llegar a tiempo, en lugar de pensar “¡qué mala suerte tengo!” “¡es el peor día de mi vida!” “seguramente me van a despedir o a reprobar”, se podría pensar “muchos estamos en la misma situación, seguramente en mi trabajo o la escuela entenderán mi retraso y aunque tenga una sanción, no repercutirá en una sanción grave, ni en un regaño”, “normalmente llego temprano, por lo que comprenderan que mi retardo no es porque yo sea un desobligado”, etc. Les invito que revisen el post donde se habla acerca de el tema de modficación de pensamientos.

Es importante mencionar que a veces usamos estas estrategias en momentos inadecuados, por ejemplo, a veces intentamos realizar miles de cosas para modificar una situación que esta fuera de nuestras manos modificarlas -cuando, como vimos, lo ideal es modificar nuestros pensamientos-, lo cual nos agota, frustra y termina provocándonos más estrés. En otras ocasiones, no “movemos ni un dedo” para tratar de cambiar la situación y sólo tratamos de modificar nuestro pensamiento, lo cual también es negativo, ya que podríamos haber modifcado las circunstancias en nuestro favor (imagine a un estudiante que diariamente piensa que no debe preocuparse por los exámenes, pero no hace ninguna acción que le ayude a sacar buenas calificaciones). Muchas de las situaciones o estresores que afrontamos son propicias para que modifiquemos ciertas acciones y ciertos pensamientos, por ejemplo en el caso del tráfico, además de modificar nuestro pensamientos, podríamos en días posteriores modificar acciones para enfrentar esta situación (salir 15 minutos antes, buscar rutas alternas, modificar horarios d etrbajo, etc.).

3) Evadiendo la situación: una tercera estrategia -o más bien dicho, pseudoestrategia- es no hacer nada ante un evento estresor, o como coloquialmente se dice “darle la vuelta”. ¿Cuántas personas conocemos que constantemente están posponiendo enfrentar un problema? Normalmente los psicólogos comentan que esta estrategia es negativa, aunque podemos mencionar que en ciertas ocasiones tiene un cierto grado de utilidad, sobre todo en los casos en que es imposible para la persona modoficar la situación estresante y que tampoco ha podido modoficar los pensamientos que tiene al respecto, sin embargo es importante que en el menor tiempo posible pueda realizar alguna de las dos primeras estrategias que ya he mencionado líneas arriba.

Como métodos adicionales que nos ayudan a liberarnos del estrés que diariamente vamos acumulando, se encuentran las técnicas de relajación. En el próximo post comentaré los efectos negativos que tiene el estrés y los pasos de una de las principales técnicas de relajación, por lo mientras cuidense del estres y a afrontar de manera adecuada los eventos que nos lo generan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s