Inicio > Psicología positiva, reflexiones > Disfrutar la vida “Flow”

Disfrutar la vida “Flow”

DISFRUTANDO DE UNA VIDA ABUNDANTEHay una reflexión que lamentablemente no he podido encontrar en Internet que habla acerca de la importancia de los momentos que realmente disfrutamos en la vida, les transcribo lo que yo recuerdo de ese relato:

Un turista llega por primera vez a un pueblito lejano y visita el cementerio local, al estar leyendo las lápidas de los pobladores se percata que en cada una de ellas se precisa con gran detalle el tiempo que habían vivido: “Mary falleció en el año 2005 y vivió 8 años y 6 meses”, “Pete falleció en el año 2006 y vivió 10 años y 3 meses”. Conforme fue recorriendo el cementerio empezó a horrorizarse al darse cuenta de que todas las lápidas indicaban que estas personas habían vivido menos de 12 años. El turista pensaba “qué maldición tendrá este pueblo para que sus habitantes mueran tan pequeños”. Al comentarle esto a uno de los guías, este último sonrió y le explicó que en realidad estas personas no habían muerto siendo niños, sino que en ese pueblo se tenía la costumbre de ir contabilizando el tiempo de las experiencias que las personas consideraban que realmente disfrutaban, es decir los momentos que eran vividos de manera plena, y que dicho tiempo era el que se consideraba que habían vivido al momento de morir.

Esta reflexión nos lleva a plantearnos la siguiente pregunta: ¿qué porcentaje del tiempo experimentamos situaciones que verdaderamente disfrutamos y podamos considerarlas partes de nuestra vida? ¿con qué frecuencia somos capaces de volver a experimentarlas? ¿qué situaciones impiden que las volvamos a vivir?  En un post pasado mencionaba que uno de los objetivos que se ha planteado la Psicología Positiva es aumentar el nivel de sensación de bienestar en la población. Esta sensación de bienestar está relacionada a lo que el psicólogo Mihalyi Csikszentmihalyi ha denominado “Flow” (en español se ha traducido como “Fluir” o “Flujo”). La experiencia de Flow se caracteriza por “un estado en el que la persona se encuentra completamente absorta en una actividad para su propio placer y disfrute, durante la cual el tiempo vuela y las acciones, pensamientos y movimientos se suceden unas a otras sin pausa”. Anteriormente, autores como Abraham Maslow habían hablado acerca de momentos o situaciones de la vida que nos llevan a una concentración y dusfrute pleno, a las que llamó “experiencias cumbre”. En lo que concuerdan ambos psicólogos es que las personas que experimentan de manera cotidiana estas experiencias cumbre o de flujo es probable que sean más creativas, felices y que desarrollen al máximo sus capacidades. En los próximos posts hablaré un poco más acerca de las características para propiciar estas experiencias y las principales actividades asociadas a esta sensación.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s