Inicio > familias, Resiliencia > Familias resilientes

Familias resilientes

familiaEl domingo pasado se celebró en México el tan polémico “Día de la familia” y enfatizo lo de polémico, porque es una celebración que surgió “a la fuerza” impulsado en sus inicios por grupos un poco conservadores y se podía “leer entre líneas” que la intención era defender un modelo de familia tradicional. De ahí la crítica que se hace hacia el singular “familia” y el señalamiento a que por lo menos se mencioné que es el “Día de las familias”, enfatizando la diversidad de tipos y estructuras del sistema familiar. Independientemente de esta polémica, sin duda alguna, las familias son parte importante del desarrollo de las personas. Apenas el fin de semana visitó México el multicampeón del Tour de Francia Lance Armtrong, quien enfrentó un cáncer testicular que lo pusó al borde de la muerte. En su libro “Mi vuelta a la vida” (que espero comentar en algún post futuro) relata el papel importante que tuvo su madre para que enfrentara esta adversidad.  Es decir, las familias pueden ser un factor importante que generé en las personas un desarrollo óptimo de sus fortalezas emocionales, cognitivas y comportamentales. A este tipo de familias se les ha denominado como Familias resilientes. A continuación les voy a compartir la definición y las características que Landesman, DeLuca y Echols han encontrado acerca de la resiliencia en familias con hijos con necesidades especiales, situación que podemos adaptar a cualquier tipo de familia:

¿Qué se entiende por resiliencia familiar?

Las familias resilientes son aquellas en las que la unidad familiar crea formas activas, saludables y sensibles de satisfacer las necesidades de sus integrantes, sin comprometer la integridad total de la familia y sin abandonar las necesidades individuales y de desarrollo de cada uno de sus miembros.

Características de las familias resilientes

  1. Desean intentar cosas nuevas y nuevos procedimientos.
  2. Son libres de expresar enojo, culpa, resentimiento y piedad de sí mismas.
  3. Permiten la participación de ambos padres, particularmente si viven juntos o están comprometidos con el cuidado del niño.
  4. Conservan la esperanza que proviene del alivio personal y/o espiritual.
  5. Tienen la sensación de no estar aisladas o excesivamente limitadas por las adversidades de sus integrantes.
  6. Muestran un fuerte compromiso en la búsqueda continua de maneras de mejorar el bienestar de sus integrantes.
  7. Consideran que sus hijos con necesidades especiales tienen cualidades individuales positivas que han ayudao a fortalecer y mhjorar la familia de muchas maneras
  8. Están abiertos y se muestran francos ante cualquier situación, no esconden u ocultan que su familia es, de hecho, especial y que no es perfecta en el momento de resolver situaciones.
  9. Son persistentes en la creación de relacióones múltiples, positivas y, a menudo, duraderas con profesionales y maestros a quienes ven como socios o aliados en la ayuda que les brindan a sus hijos y familia; y
  10. Tienen la sensación de que la finalidad o significado de sus vidas proviene de su propia experiencia de ser padres de un niño con necesidades especiales, experiencia que a menudopadres y hermanos expresan de manera altruista, ayudando a otras personas y buscando mejorar el apoyo y servicios de otros niños, al igual que los de su propio hijo.

Fuente: Landesman, S., DeLuca S. & Echols, K. (2006). La resiliencia en familias con niños con capacidades diferentes. (pp 131-159). en E. Henderson. La resiliencia en el mundo de hoy. Barcelona: Gedisa.

Cualquier familia puede ser un grupo que desarrolle fortalezas de sus niños e incluso cualquier grupo en el que se desarrolle (escuela, hospitales, grupos extraescolares, etc.). Ójala y podamos poner en práctica varias de estas características.

  1. junio 25, 2009 a las 1:34 pm

    Me es grato que te haya gustado la información de este post, creo que cada quien desde su visión de lo que es una relación familiar les puede ser útil. En mi caso personal, creo que las familias han evolucionado, hay una frase que escuché en un programa de debate que me agrado y era la siguiente “las familias no se destruyen, sólo se transforman”, e independientemente de en que tipo de familia vivamos, estas pautas son de utilidad. Saludos desde este espacio.

  2. Liana Meleàn
    junio 25, 2009 a las 9:45 am

    Es para mi un gratisimo placer disfrutar de la bendiciòn de poder compartir una informaciòn tan nutrida como està, que nos permite mejorar los parametros de comportamiento preconcebidos en detrimento de nuestra sociedad actual, mil gracias por estos nuevos conceptos innovadores que daràn gran apoyo para unir nuestras familias en estos tiempos tan dificiles y de tanta confrontaciòn.

  1. abril 1, 2009 a las 11:39 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s