Inicio > Amistad, Pareja, Psicología, reflexiones > Relaciones tóxicas

Relaciones tóxicas

tóxicHace unos días estaba hablando con una de mis mejores amigas acerca de nuestra lista de personas que consideramos amigos, pero también salió a la luz a aquellos que en algún momento de nuestra vida los consideramos personas muy cercanas y en algún momento decidimos ya no hacerlo, ¿la razón?, hay muchas, como aquellas con las que dejamos de tener contacto y que en realidad si las volviéramos a ver seríamos casi extraños a estas alturas de la vida (aunque tengo que admitir que en mi caso, a muchas personas que no he visto por mucho tiempo los sigo “nombrando” y considerando mis amigos). Sin embargo hay una causa que me parece importante para “expulsar” a una persona de nuestra lista de “relaciones cercanas”: cuando nos damos cuenta que una relación personal se ha vuelto tóxica para nuestras vidas. En la literatura especializada este tipo de relaciones reciben diferentes denominaciones: “destructivas”, “negativas”, “tóxicas” y por lo general se hace referencia a ellas en las relaciones de pareja, sin embargo no se limitan a ellas, estas relaciones tóxicas se pueden presentar con amigos, familiares, compañeros de trabajo o escuela, etc., y comparten ciertos rasgos que se presentan en las relaciones de violencia, y es que en un primer momento la persona con la que nos vinculamos no ejerce ningún efecto tóxico en nuestras vidas, de ahí que nos relacionemos emocionalmente con ella y que posteriormente sea difícil romper dicho vínculo. Antes de mencionar algunas de las principales características de estas relaciones, quisiera señalar un factor común a ellas que nos puede ayudar a identificar que estamos en una relación tóxica: “gran parte del tiempo sufrimos a causa de esta relación”. De ahí la importancia de aprender que nuestras relaciones personales no deberían estar basadas en el dolor y en el sufrimiento (a pesar de aquel dicho tan frecuentemente usado por generaciones anteriores: “quien bien te quiere, te hará llorar”). Darnos cuenta de esto se oye fácil, pero en realidad en muchas ocasiones esto es complejo, e implica valorarnos a nosotros mismos y permitir vivirnos otro tipo de relaciones basadas en la solidaridad y otros aspectos positivos –tema que deseo retomar en el siguiente post. Por último, les dejo algunos indicadores que encontré en la red para identificar las relaciones tóxicas y les invitó a que se “independicen” de ellas:

1. Te sientes incomoda(o) por comentarios o descalificaciones que hace con respecto a ti, a tu familia, tu trabajo o amistades y en ocasiones esto te puede llevar a renunciar a algunas de estas relaciones.

2. Consideras necesario mentir, ocultar u omitir datos para que no se enoje, te lastime o se aleje de ti.

3. Sientes que quieres demasiado esa relación, por eso haces lo que te pide con tal de que no deje de quererte o se aleje de ti. Esto te hace sentir presionada(o).

4. Te sientes obligada(o) a hacer cosas como comer, vestir o hablar de cierta manera para complacer a la otra persona.

5. Haz sentido que esta persona te humilla, te avergüenza o no cumple con compromisos establecidos contigo. Esto te ocasiona malestar aunque luches por convencerte de que es una buena relación para ti.

6. La otra persona se adjudica el derecho de controlar tu vida y tu conducta.

7. Desvaloriza tus opiniones, sentimientos y logros.

(Fuentes: Plenilunia.com y Codependencia’s weblog)

About these ads
  1. febrero 17, 2010 en 12:34 am | #1

    Hola Anabel, gracias por tu confianza para compartir esto que sucede en tu vida, y como comprenderas es difícil dar una opinión, pero si te podría mencionar que por algo estas expresando esta sensación de malestar en la pareja. Es cierto que todos somos diferentes,pero también es cierto que todos tenemos la capacidad de aprender, y modificar en cierto grado tu comportamiento. Desconozco en que circunstancias le comunicas a tu pareja lo que deseas de él, pero en cualquier relación -familia, amistad, pareja- un punto importante es la comunicación, y me parece que sería negativo que vayas aprendiendo a callar tus deseos, necesidades, acuerdos o desacuerdos. Por otra parte, seguramente tu relación tendrá también aspectos positivos que hacen que desees seguir en ella. es importante que aproveches esto para hacer un balance acerca de lo que ocurre actualmente en tu pareja, una pregunta central sería ¿en realidad que es lo que deseo de una relación de pareja? ¿qué tan cerca o lejos estoy de esto que quiero en mi relación actual? ¿qué me mantiene en ella? Te invito a que reflexiones esto y que también busques compartir esto con alguien cercano y que creas que te puede dar una opinión madura. Gracias por escribir y leer lo que se publica en este blog.

  2. anabel
    febrero 12, 2010 en 6:07 pm | #2

    . Mi esposo tiene un caracter,demasiado fuerte y nunca quiere que hablemos para resolver yo tendria que callarme todo lo que me molesta porque de lo contrario se molesta y las cosas se arreglan si lo busco yo y todo lo paga diciendo que no le gusta las discusiones pero de que forma se arreglan los problemas si no es hablando? No se si dejarlo y dejar de querer arreglar siempre o entender que todos los hombres son diferentes.

  1. agosto 7, 2009 en 10:39 pm | #1
  2. febrero 1, 2010 en 11:19 am | #2
  3. septiembre 18, 2011 en 1:42 am | #3

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 134 seguidores